“Todavía podemos frenar la propagación de este virus (…) Es hora de tomar todas las precauciones para mantener a la gente a salvo”, aseguró el primer ministro canadiense, quien se encuentra en aislamiento luego de que su esposa diera positivo al test de coronavirus

En medio del incremento de medidas para evitar la propagación del coronavirus, este lunes el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció el cierre de todas las fronteras a las personas que no sean sus ciudadanos o residentes en el país. Además, indicó que no se permitirá la entrada a aquellos nacionales que tengan síntomas de la enfermedad.

Sin embargo, el mandatario aclaró que, por el momento, habrá algunas excepciones. En esa línea, quedan excluidos de la medida «diplomáticos, tripulaciones aéreas, familiares inmediatos de ciudadanos canadienses y, en este momento, ciudadanos estadounidenses”. Las aerolíneas recibirán “una orden formal” de “rechazar a todos los viajeros que presenten síntomas”, añadió en rueda de prensa.

“Todavía podemos frenar la propagación de este virus (…) Es hora de tomar todas las precauciones para mantener a la gente a salvo”, aseguró el mandatario.

Ante el avance de la pandemia que tiene en vilo a todo el mundo, este lunes varios países anunciaron la misma medida de cerrar sus fronteras, como España, Rusia, Argentina y Chile, entre otros.

Asimismo, Trudeau llamó a la población a “permanecer en sus hogares”. “Todos los canadienses, en la medida de lo posible, también deben quedarse en casa”, dijo en una conferencia de prensa fuera de su residencia.

Durante la conferencia, Trudeau envió un mensaje a los canadienses que se encuentran viajando fuera del país: «Déjenme ser claro: si estás en el extranjero, es hora de volver a casa”.

“Sé que estas medidas son de gran alcance, pero hay circunstancias excepcionales que requieren medidas excepcionales”, agregó.

La semana pasada las autoridades canadienses confirmaron que la primera dama Sophie Trudeau contrajo coronavirus tras un viaje a Londres (REUTERS/Patrick Doyle)

La semana pasada las autoridades canadienses confirmaron que la primera dama Sophie Trudeau contrajo coronavirus tras un viaje a Londres (REUTERS/Patrick Doyle)

El pasado jueves el Gobierno canadiense informó que la primera dama dio positivo al nuevo coronavirus en una prueba médica. El comunicado del Ejecutivo aclaró que el primer ministro continuará cumpliendo con sus actividades en aislamiento por 14 días, sin someterse a un examen de diagnóstico.

“Sophie Gregoire Trudeau fue examinada hoy para COVID-19. La prueba dio positivo”, informó la nota emitida por el despacho del primer ministro. Ante la posibilidad de contagio de su esposa llegada de un viaje a Londres, el gobernante se encontraba trabajando desde su casa por precaución.

“Siguiendo el consejo médico, (la primera dama) permanecerá aislada por el momento. Se siente bien, está tomando todas las precauciones recomendadas y sus síntomas siguen siendo leves”, detalló el comunicado.

En cuanto al primer ministro, se informó que “goza de buena salud y no presenta síntomas”, pero “como medida de precaución y siguiendo los consejos de los médicos, estará aislado durante un periodo previsto de 14 días”, aunque no será testeado por coronavirus.

La semana pasada, Trudeau anunció la creación de un fondo de 728 millones de dólares para fortalecer su sistema de salud ante la epidemia. En Canadá hasta el momento se han registrado 375 casos y un muerto por el brote que mantiene en máxima alerta a todo el mundo.

Publicada en Infobae