Estamos acostumbrados a que nuestros iconos de emprendimiento sean Steve Job, Elon Musk o Richard Branson. Nos olvidamos que en nuestro país existen grandes innovadores que han creado grandes empresas como Ivo Kuljis, Rafael Mendoza, Luis Auzza, Julio León Prado, Fermín Paz, etc.

En un país donde el ecosistema tiene todavía grandes retos de mercado, tecnología o financiamiento, estos emprendimientos son un ejemplo de emprendedores que han logrado escalar empresas, internacionalizadas e incluso colocadas como un referente a nivel internacional con variables de incertidumbre bien altas.

A pesar de eso, actualmente el ecosistema de emprendimiento ha estado generando interesantes soluciones, donde utilizan la tecnología como una herramienta de soluciones reales de la población.

Uno de los retos más importantes de un emprendedor, es la oportunidad de tener visibilidad. En ese sentido, la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), junto con la participación de varias universidades públicas y privadas, ha premiado a 10 emprendimientos bolivianos de alto impacto.

Más de 140 proyectos se postularon a la 4 versión de los Premios KAMAY “ (Innovación en Quechua), de los cuales Imavent, que genera un ventilador “Made In Cocha” y Aguatic, que implementa una tecnología para reuso de aguas residuales, han ganado el primer lugar. Banana Pack que propone un sistema de packaging sostenible y biodegradable, junto con Gramatec,que genera harina de roca de granito que sirve para fertilizar los campos, se destacan entre otras grandes propuestas innovadoras.

Creo que con esto queda cada vez más presente, que nosotros los bolivianos tenemos capacidad para innovar y que tenemos nuestro contexto como una de nuestras ventajas competitivas. Muchas felicidades a todas estas personas que piensan que #CambiarEsPosible.

#ACTUARENVEZDEHABLAR