Eduardo Kobra es internacionalmente conocido por sus murales coloridos, pero el confinamiento mundial del coronavirus lo sacó de las calles y lo llevó a repensar su proceso creativo. De esa reflexión surgió un mural que predica fe e impulsa solidaridad en su natal Sao Paulo.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Eduardo Kobra (@kobrastreetart) on