Desde 2013, los espacios públicos de la urbe paceña se adornan con árboles navideños que están armados con material reciclado. Esta gestión la Alcaldía reutiliza 165 llantas partidas por la mitad para la ornamentación del árbol en el Palacio Consistorial.

“Ocho años que estamos en esta intención de mostrar que los materiales reutilizados también funcionan y decoran nuestra ciudad, no olviden que a partir de ahí hay parques con material reutilizado, productos que se elaboran con la plastimadera y también estos elementos sirven para la ornamentación”, explicó el secretario municipal de Infraestructura Pública, Rodrigo Soliz.

El primer año se utilizaron esferas a base de 50 mil botellas PET para conformar el árbol; en 2014, 54 cabezales de semáforos en desuso para que iluminen con sus colores rojo, verde y amarillo; en 2015 la ornamentación fue con 45 mil discos compactos; 2016 se usaron 3.800 trozos de callapos. Al año siguiente, el árbol se armó con 736 chatarras y hojalatas recolectadas; en 2018, con 1.750 botellas de vino; y en 2019 con 180 piezas de policarbonato, recolectados de las barricadas armadas por los conflictos sociales.

Este año se usan más de 165 llantas en desuso, divididas en dos y pintadas de rojo, amarillo y verde. El árbol tiene siete metros de altura.

La Municipalidad también implementa un tradicional árbol de 18 metros en el atrio de la iglesia de San Francisco, un gran pesebre en la plaza Mayor y más de 7 mil luces con elementos decorativos en las avenidas 16 de Julio, Mariscal Santa Cruz, Camacho y vías adyacentes. Soliz mencionó que el Alcalde Luis Revilla hará el tradicional encendido de luminarias.

 

Fuente: Agencia Municipal de Noticias