La ciudad ecuatoriana de Guayaquil, que al inicio de la pandemia sufrió un colapso del sistema sanitario y funerario, se encuentra en la actualidad en una situación «alarmante», reveló este lunes el Municipio.

El coordinador de Epidemiología del Ayuntamiento, Carlos Farhat, dio a conocer en rueda de prensa que el comportamiento de la pandemia en la urbe está en una «especie de meseta, pero con un numero elevado de casos», en tanto que el promedio de pacientes confirmados por test PCR en las tres últimas semanas bordea los mil.

«Las UCIS están ocupadas en un cien por ciento en todos los hospitales y unidades de salud de la ciudad», en tanto que la ocupación de áreas de hospitalización se sitúa en el 83 %.

De acuerdo con Farhat, el 70 % de pacientes ingresados son de Guayaquil y el 30 % de otras localidades de Guayas y de otras provincias, lo que refleja la gravedad en otros sectores donde los centros médicos no dan abasto.

Añadió que la mortalidad está en un promedio de 22 a 23 pacientes por día y que la media de edad de los fallecidos es de 71 años.

«El 60 % de fallecidos tiene edades superiores a 65 años. La situación sigue siendo alarmante, grave», dijo al lamentarse del «comportamiento imprudente» de ciudadanos que hacen reuniones clandestinas.

La provincia de Guayas, de la que Guayaquil es capital, se encuentra al igual que otras siete jurisdicciones en estado de excepción desde el viernes, con un toque de queda y restricciones en la movilización de vehículos para frenar el avance de la enfermedad.

Ecuador registra más de 335.000 contagios y 16.900 muertes desde el inicio de la pandemia.

BALANCE POSITIVO

El ministro de Gobierno, Gabriel Martínez, consideró que las medidas de restricción arrojaron un balance positivo, al evitar que la ciudadanía «concurra de manera masiva a las playas del país. Solo en Guayaquil hubo un 10 % de traslados a los balnearios, en comparación con un feriado normal».

Según cifras oficiales, en el festivo de carnaval 97.910 personas acudieron a playas mientras en Semana Santa fueron 1.449.

Por otra parte, Martínez señaló en rueda de prensa que «no hubo muertes violentas en Guayaquil, que es una ciudad con el mayor índice de violencia», y, sin proporcionar detalles, informó que se incautaron 3,5 toneladas de droga en el puerto.

El director general del Servicio Integrado de Seguridad (ECU 911), Juan Zapata, recordó que en el festivo de carnaval se movilizaron 775.149 vehículos por distintos ejes viales, cifra que descendió a 456.659 en el de Semana Santa.

Por otra parte, 576.000 personas salieron desde terminarles terrestres en el festivo anterior, cifra que bajó a 296.648 en el puente que concluyó este domingo.

Se evitó que «se movilicen en el país 1.552.312 personas», concluyó Zapata en otra rueda de prensa.

El decreto de estado de excepción buscaba asimismo evitar las aglomeraciones como las registradas en el festivo de carnaval.

Según el ECU 911, en carnaval se registraron 595 aglomeraciones, mientras que en los últimos tres días llegaron a 184, lo que representa una reducción del 59 %.

Zapata se lamentó de que se haya registrado un incremento en el número de denuncias sobre fiestas en domicilios y formuló un llamamiento a la ciudadanía para que apoye los esfuerzos de contención del virus.