La XXVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno se celebrará de manera «semipresencial» el próximo 21 de abril en Andorra «atendiendo a las medidas de prevención que exige la situación sanitaria en la región», informó la Secretaría General Iberoamericana este martes.

Según una nota de prensa del organismo y de la sede de la cumbre, Andorra, un pequeño Estado situado entre España y Francia, la cita presidencial estará centrada en la innovación para el desarrollo sostenible y la recuperación postpandemia, «con especial énfasis en la innovación en los aspectos sanitarios, sociales, económicos y medioambientales de la recuperación».

La cumbre, que se aplazó en noviembre pasado debido a la crisis sanitaria, se celebrará de manera semipresencial, para lo que se espera contar con la presencia de algunos de los presidentes y jefes de Estado de los países vecinos, España y Portugal, y quizá de Latinoamérica, que aún no está confirmada.

LA AGENDA DE COOPERACIÓN SE MANTIENE

La agenda previa a la cita presidencial se realizará de manera telemática, tal como se celebraron el resto de reuniones ministeriales en 2020.

Así, el 13 de abril se congregarán los responsables de cooperación de los 22 países de la región, quienes analizarán cuestiones relacionadas con la cooperación iberoamericana.

El 14 de abril serán los coordinadores nacionales de cada Estado los que se reúnan y el 15 lo harán los ministros de Asuntos Exteriores quienes, entre otros asuntos, tratarán la declaración final que deberá ser elevada a los jefes de Estado para su aprobación final.

EL ENCUENTRO EMPRESARIAL GANA PESO

En una Cumbre Iberoamericana atípica como será la de Andorra, el Encuentro Empresarial ganará peso al pasar a ser la antesala de la reunión de presidentes, y no la previa de los cancilleres como sucedía hasta ahora.

Además, se mantiene la intención de que el encuentro entre empresarios de la región pueda celebrarse de manera presencial durante los días 19 y 20 en el Principado de Andorra, aunque el formato continúa pendiente de decisión debido a la pandemia.

Durante los dos años y medio en los que Andorra ha sido sede de la cumbre se realizaron doce encuentros ministeriales «entre los que destacan los de ministros de Relaciones Exteriores, Medio Ambiente, Cultura, Trabajo y Seguridad Social, Administración Pública, Educación, Ciencia y Tecnología, y Turismo, así como el Foro Cívico y varios encuentros empresariales», resalta el comunicado.