Una historia de amor vivida en dos ciclos de 6 años

Clara y Jorge llevaban seis años juntos, eran el matrimonio perfecto hasta que ella prestó atención a los detalles. Se dio cuenta que Jorge había perdido algo que es primordial en una relación, dejó de admirarla. Al prestar atención, se dio cuenta de los comentarios que él hacía sobre las otras mujeres en modo de comparación inocente, se dio cuenta que ya no disfrutaba su compañía, se dio cuenta de que todo se había enfriado.

¿Cómo es posible que esto pase? ¿En qué momento la historia de amor se terminó? Clara se armó de valor y tocó el tema. El aceptó que era verdad, que ya no la quería como antes y que la relación ya no era de su interés. El corazón se le rompió en mil pedazos, ella jamás imaginó que la conversación tomaría ese rumbo, pensó que hablarían de los problemas y verían cómo solucionarlos. Pensó que esa noche recuperaría su relación, no que la decisión sería de tomar una pausa.

Clara sufrió mucho, porque Jorge se alejó completamente. Su frialdad y dureza eran tan fuertes que le hacían mucho daño, pero no se rendía. En cada encuentro intentaba recordarle los buenos momentos, intentaba recuperar ese gran amor, todo esto fue en vano.

Ella fue superando de a poco la distancia sin rendirse totalmente a perderlo. Cuando se veían ella se esforzaba por mostrarse bien, pero el era indiferente. Muchas veces ella le preguntó si había alguien más, él siempre negó esto, diciendo que sencillamente estaba confundido y que necesitaba tiempo.

Y el tiempo pasó, ella estaba lista para rendirse cuando hablaron y él estaba enfermo, no tenía dinero y estaba mal. Ella envió dinero para ayudarlo y estuvo pendiente de su salud, con eso retomaron contacto. Una noche las cosas se fueron dando y él le dijo que tenía que ser sincero, que había estado con alguien más, pero que fue casual, algo de una noche. Ella le pidió que se vaya, que no podía hacer como si nada pasó. Una vez más el corazón se le hacía pedazos al imaginarlo con otra, intentaba poner razón diciendo que estaban separados y que fue algo de una vez, Con el tiempo fueron compartiendo más, él empezó a estar presente y a invertir en recuperar la relación. Ella puso en la balanza los buenos momentos contra algo de una sola noche, pensaba que ese tiempo aparte les había servido para valorarse y que podría ser positivo para la relación.

Y asi fue. La relación se renovó totalmente, de pronto Clara y Jorge vivían una luna de miel nuevamente. Prometieron mejorar la comunicación y dar todo de ellos para que esta relación sea para siempre.

Pasaron los años, seis exactamente. Clara encontró un documento a nombre de una mujer. El mundo se le cayó, ¿que era lo que estaba viendo?… tenía que haber una explicación lógica. Preguntó a Jorge y eso era de cuando estaban separados…. La relación de una noche había sido más que eso, el dijo que no significó nada, pero no sabía que para Clara significó todo, la confianza y la admiración acababan de morir.

Clara intentó perdonar al decirse que ya había pasado tiempo, que se estaban llevando muy bien. Pero ¿cómo vivir con esa sombra del pasado? Cómo vivir bien sabiendo que él mintió.

Clara decidió seguir con Jorge, los meses pasaron y el dolor seguía. Ella intentaba esconderlo y luchaba constantemente para superarlo.

Al buscar unos documentos importantes, nuevamente una decepción….  encontró con más información, la relación que Jorge dijo era sin importancia, fue larga, tan larga que vivían juntos y tenían cuentas en común. Fue tan significativa que las fechas importantes las pasó con ella, hicieron muchos viajes, se dieron muchos gustos. Todo eso mientras él le había dicho a Clara que no tenía dinero para ayudarla y que tenía que buscar cómo vivir sin su ayuda. Se sintió tan tonta de haber enviado dinero para ayudarlo aquella vez, ahora sabía que fue porque los gustos de su pareja eran bastante costosos y no le alcanzaba para cubrirlos. Clara estaba molesta por todas las veces que se privaron cosas porque cuidaban la economía, y el fue a gastar todo con otra persona. ¿Acaso ella nunca había merecido esas atenciones?

Ahora Clara está con el corazón roto nuevamente, se siente humillada, confundida y no sabe qué hacer. ¿Cómo se puede confiar en alguien que le mintió tantas veces? ¿Cómo perdonar la falta de respeto y consideración?

Ella intenta no pensar en todo eso, pero cada canción, cada película, cada situación le trae lo vivido a la mente. Le cuesta aceptar que esa persona que creía que era diferente y especial, es realidad inexistente. Se pregunta, ¿cuántas veces más le mintió?

Ahora se da cuenta de que necesita tiempo, tiempo para que la situación duela un poco menos y la deje pensar para tomar una decisión.  

¿Qué pasará? Solo el tiempo lo dirá….

Y tú, ¿Qué opinas? ¿Puede uno estar completamente seguro de que alguien dice la verdad? Si fueras Clara, ¿Qué harías?  

Yo tengo mucho respeto por la gente que dice la verdad sin importar que tan dura puede ser. Dime lo que piensas en los comentarios, será un placer leerte.

Cariños,

Veronica.