Un grupo de organizaciones, en coordinación con el Ministerio de Gobierno y la Policía Nacional, hizo el lanzamiento de una campaña en Santa Cruz que busca convertir a las farmacias en centros de información contra la violencia de género.

«La Asociación de Propietarios de Farmacias (Asprofar), con el conjunto de la sociedad civil organizada y la Policía Boliviana, ha iniciado la campaña «Vivas Nos Queremos» y en la cual vamos a convertir a todas las farmacias de propietarios en centros de información», confirmó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

La autoridad explicó que con esta iniciativa se busca que las mujeres puedan tener la información a la mano sobre cómo deben acudir a la Policía o al Ministerio Público en caso de que sufran violencia o conozcan a una persona víctima de ese flagelo.

La autoridad espera que la campaña también llegue a expandirse a otras regiones del país para que todas las mujeres puedan conocer sus derechos y no vuelvan a sufrir violencia.

Por su parte, la representante de la Red Ciudadana, Jessica Echeverría, recordó que en Bolivia se han registrado, en lo que va del año, 106 feminicidios. «Entonces como activistas nos duele esta cifra y por ello hemos decidido lanzar esta campaña», subrayó.

Se conoce que más de 2.000 farmacias de la ciudad de Santa Cruz y sus provincias decidieron sumarse a la campaña.