Nuestros dispositivos contienen mucha información sobre nuestras actividades en línea, información personal e incluso información bancaria y financiera. Por eso es esencial hacer todo lo posible para mantenerse a salvo de los ciberdelincuentes.

Probablemente no seas ajeno a esas pequeñas ventanas emergentes que te dicen que hay una actualización disponible, muchas personas la cierran e ignoran el aviso completamente.

No pospongas la actualización por mucho tiempo.

Las amenazas cibernéticas evolucionan constantemente. Esta es la razón por la que los proveedores de sistemas operativos proporcionan actualizaciones a estos sistemas con regularidad para protegerlos de los ciberdelincuentes.

Las actualizaciones son revisiones que pueden incluir reparación de seguridad, eliminación de errores informáticos e incrementos de funciones.Si no actualizas tu sistema operativo, se vuelve vulnerable y corres el riesgo de perder la información personal almacenada en tu dispositivo o incluso perder el acceso a tus cuentas.

A continuación, algunos consejos que te ayudarán a seguir actualizando periódicamente tus diferentes dispositivos:

  • Activa las actualizaciones automáticas: la mayoría de los sistemas operativos de dispositivos móviles y computadoras personales tienen la capacidad de descargar e instalar actualizaciones automáticamente.
  • Deja tu dispositivo abierto cuando no esté en uso: configura el temporizador a una hora en la que no estés usando tu dispositivo para realizar actualizaciones de software por la noche o en horarios que sabes que no lo usarás.
  • Tómate un descanso: Aprovecha durante un descanso, como el almuerzo o el café, para actualizar tu dispositivo.