Las mesas electorales en Bolivia que abrieron primero comenzaron a cerrar a las 17.00 hora local (21.00 GMT) tras nueve horas de votación en los comicios subnacionales que se celebran este domingo en el país.

La jornada ha transcurrido en un ambiente mayormente tranquilo, con la salvedad de la demora de apertura de varias mesas por la ausencia de jurados electorales y las correspondientes filas que se formaron en algunos recintos.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, Salvador Romero, reconoció que hubo «algunas dificultades» en el inicio de la jornada por la inasistencia de jurados electorales.

Según Romero, fueron problemas «aislados que se han ido subsanando» en el transcurso de la jornada y destacó el «compromiso» de aquellos ciudadanos que aceptaron ser jurados a último momento para permitir la apertura de mesas que finalmente se llegó a completar al «cien por ciento».

Las mesas de votación deben funcionar por al menos nueve horas y permanecer abiertas si es que aún hay personas en fila fuera de ese horario, según lo establecen las normas vigentes

Más de 7,1 millones de bolivianos están llamados a las urnas este domingo para elegir a 4.962 nuevas autoridades regionales y municipales, entre titulares y suplentes.

En el caso de las gobernaciones se aplica lo mismo que en las elecciones generales, es decir, que los dos postulantes mejor votados van a una segunda vuelta prevista para abril si es que ninguno logra los porcentajes suficientes establecidos por norma para proclamarse vencedor en primera vuelta.

El organismo electoral boliviano ha resaltado que es la segunda elección que Bolivia celebra en una coyuntura tan especial como la pandemia por la covid-19 que obligó, entre otras medidas, a ampliar por una hora más el periodo de votación y a segmentar a los electores según la terminación de sus documentos de identidad.

Con estos comicios se completa el calendario electoral en el país, tras los del año pasado en los que fue elegido Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS), como presidente de Bolivia, además de los nuevos integrantes del Parlamento nacional.