Brasil recibió este lunes la materia prima necesaria para producir otras 5 millones de dosis de la Coronavac, la vacuna contra el coronavirus desarrollada por el laboratorio chino Sinovac y cuya producción en el país sudamericano fue interrumpida debido a la falta de insumos.

Los 3.000 litros del material partieron desde Pekín y desembarcaron en el aeropuerto internacional de Guarulhos, en Sao Paulo, alrededor de las 6.15 hora local (9.15 GMT), tras realizar dos escalas, en Estambul (Turquía) y Dakar (Senegal).

El insumo será utilizado para la fabricación de otras 5 millones de dosis de la Coronavac, que se está produciendo localmente por el Instituto Butantan paulista, responsable de las pruebas masivas con voluntarios de la vacuna china en Brasil.

«Insumos para más 5 millones de dosis de la Vacuna del Butantan llegaron ahora a Brasil. Más vacunas para el brazo de los brasileños», manifestó el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, en un vídeo subido en su cuenta de Twitter desde el aeropuerto.

Se trata del tercer lote de Ingrediente Farmacéutico Activo (IFA) desembarcado en el país sudamericano en lo que va de 2021.

Pese a que estaba prevista para el pasado 8 de abril, la llegada de los insumos se retrasó por «cuestiones burocráticas», lo que llevó al Butantan a suspender el envase del antígeno, en momentos en que la pandemia avanza con fuerza y ya ha causado casi 375.000 muertos en todo el país.

Asimismo, la escasez de materia prima para la fabricación de nuevas vacunas amenaza la continuidad de la inmunización, que se viene dando a cuenta gotas y llegó a ser paralizada en al menos 6 de las 27 capitales regionales debido a la falta de nuevas dosis.

Hasta el momento, ya fueron distribuidas 40,7 millones de dosis de la Coronavac, que es el principal antídoto utilizado en la campaña de vacunación iniciada en todo el territorio brasileño el pasado 17 de enero.

Con la llegada de los materiales, el Instituto Butantan prevé concluir la entrega de 46 millones de vacunas al Ministerio de Salud hasta el 10 de mayo próximo, mientras que espera producir otras 54 millones hasta septiembre.

Además de la Coronavac, Brasil adelanta su campaña nacional de vacunación con la fórmula desarrollada conjuntamente por el laboratorio anglo-sueco AstraZeneca y la Universidad de Oxford, cuya producción local está a cargo de la Fundación Oswaldo Cruz.

Con unos 210 millones de habitantes, Brasil es actualmente el segundo país en el que más se muere de covid en el mundo y ya acumula un total de 373.335 decesos y 13,9 millones de casos confirmados de la enfermedad.

La inmunización avanza a marcha lenta y, hasta ahora, cerca de 26,1 millones de personas han sido vacunadas contra el coronavirus lo que equivale al 12,3 % de la población brasileña.