La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó hoy que los casos notificados a esta agencia en el mundo se elevan ya a cien millones, tras registrar 468.000 en las últimas 24 horas.

Otras instituciones de referencia, como la Universidad Johns Hopkins, habían anunciado ya en días anteriores que se había superado esta cifra.

Las muertes en más de un año de pandemia se elevan a 2,15 millones, 12.800 de ellas notificadas en las últimas 24 horas por la OMS.

La tasa global de nuevos casos diarios muestra una curva en descenso tras haber alcanzado sus niveles máximos hacia el 10 de enero, pero no se registra la misma tendencia en muertes diarias, con una gráfica aún ascendente en la última semana.

América se mantiene como la región más afectada por el coronavirus, con 44 millones de casos confirmados y un millón de muertes, seguida de Europa (33 millones de contagios y 722.000 fallecidos).

Ambos continentes muestran una tendencia a la baja en casos diarios desde hace dos semanas, lo que no se traduce todavía en las tasas de fallecidos, aún al alza en el continente americano y estables en el europeo.

Los descensos en casos diarios se registran en todos los países más afectados en números absolutos: EEUU (25 millones), India (10 millones), Brasil (8,9 millones), Rusia (3,7 millones), Reino Unido (3,6 millones) y Francia (3 millones).

España, en séptimo lugar con 2,6 millones de casos, también ha reducido ligeramente sus contagios diarios, pero queda por ver si se consolida el descenso, ya que sufrió picos récord de casi 40.000 nuevos positivos por día hace menos de una semana.

Las tasas diarias de fallecimientos aún no muestran un descenso claro en los países con cifras de mortalidad más altas: EEUU (421.000 fallecidos), Brasil (218.000), India (153.000), México (152.000) o Reino Unido, que esta semana rebasó los 100.000 muertos.

Los pacientes recuperados en el planeta ascienden a 73 millones, y de los 26 millones de casos activos se mantiene estable desde hace meses el bajo porcentaje de pacientes en estado grave o crítico (0,4 %, o 110.000 personas).

Las redes sanitarias nacionales también muestran que las dosis administradas en todo el mundo de vacunas contra la COVID-19 superan ya los 80 millones.

Esto supone más del 1 por ciento de la población mundial pero aún queda lejos del 20 por ciento que la OMS se ha propuesto lograr antes de finales de 2021, o del 70 por cien que los expertos consideran necesario para lograr la inmunidad de grupo.