En 2018 el Wallstreet, un velero con motor de 19,9 metros de eslora, fue interceptado cerca de las islas Azores cargado con 1.500 kilos de cocaína; el HCH-K, un buque de recreo de 28,5 metros, cayó cerca de Ibiza con 300 kilos. Las dos embarcaciones salen ahora a subasta pública.

Son las dos últimas pujas electrónicas publicadas por la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos (ORGA), encargada de administrar, a petición de los juzgados, bienes decomisados o embargados en el marco de procesos penales contra organizaciones criminales o de graves delitos económicos vinculados al narcotráfico, blanqueo, terrorismo, corrupción o grandes estafas.

EFE