El presidente Luis Arce, que asumió el cargo hace dos días, arribó este martes a la ciudad de Potosí para participar por primera vez, en su condición de Jefe del Estado, en actos oficiales de una efeméride.

«Estamos en Potosí acompañando la celebración del 210 aniversario de grito libertario de esta hermosa y rica tierra. ¡Felicidades Potosí!», expresó el mandatario, a través de su cuenta en Twitter (@LuchoXBolivia).

El mandatario llegó a Potosí acompañado del vicepresidente David Choquehuanca e inicialmente participaron de la ceremonia de ofrendas florales y la iza de la bandera.

Según el programa oficial de la Gobernación, también está previsto que el Presidente esté en la ceremonia interreligiosa y en la solemne misa de «tedeum».

El presidente Arce se compromete a dar continuidad a las obras paralizadas en Potosí

«Nos duele ver en Potosí que muchas de las obras que habíamos diseñado como gobierno nacional en nuestra anterior gestión, hoy se encuentren paradas, se encuentren entorpecidas y el único que se ha perjudicado durante estos últimos meses, por supuesto, ha sido el pueblo potosino», lamentó.

La autoridad detalló que entre las obras truncadas se encuentran un hospital de tercer nivel, una fábrica de cemento y el propio aeropuerto de Potosí, que es una pieza fundamental de la integración del departamento con el resto del país.

«Nos da mucha pena (esa situación, pero) nuestro compromiso (es) hacer los mejores esfuerzos, buscar todos los recursos necesarios que hoy estamos viendo que lamentablemente no los tenemos, dada una (reciente) gestión económica, sanitaria y educativa desastrosa, el compromiso firme del gobierno nacional es continuar estas obras», agregó.

El Jefe del Estado remarcó que la idea es seguir con el proceso de cambio, a través de la continuación de este tipo de obras, que el pueblo potosino requiere, generando una mayor integración entre el campo y la ciudad, entre el norte y el sur o entre el este y el oeste.

Por eso «creemos (que es) importante hoy asumir el desafío que tenemos los bolivianos de emprender un gobierno de paz y de progreso y fundamentalmente de desarrollo para los humildes, ese es nuestro compromiso y ese va a ser la política que va guiar para mejorar la calidad de vida de todos y cada uno de nuestros hermanos potosinos», puntualizó.