Vivir con un marcapaso implica llevar implantado justo debajo de la piel del pecho un pequeño dispositivo. Este dispositivo envía impulsos eléctricos al músculo cardíaco para mantener una frecuencia y un ritmo cardíaco adecuado.

El corazón de una persona sana tiene su propio marcapaso que regula la frecuencia con la que late el corazón. Pero algunos corazones no laten de manera regular, debido a un problema llamado arritmia. El marcapaso justamente puede corregir este problema.

¿Cómo funciona un marcapaso?

El marcapaso tiene dos partes: un generador de impulsos y los cables.

El generador de impulsos aloja la batería, además de una computadora en miniatura.

Los cables se introducen a través de las venas hasta el corazón y se implantan en el músculo cardíaco. Envían impulsos al músculo cardíaco y pueden detectar la actividad eléctrica del corazón.

Cada impulso hace que el corazón se contraiga. El marcapasos puede tener de uno a tres cables, según el tipo de marcapasos necesario para tratar el problema cardíaco.

Tipos de marcapasos

Los marcapasos de cámara utilizan un cable que va a las cámaras superiores (aurículas) o en las cámaras inferiores (ventrículos) del corazón.

Los marcapasos bicamerales utilizan un cable que va a las aurículas y un cable que va a los ventrículos del corazón.

El marcapasos biventricular utiliza tres cables: uno que se coloca en la aurícula derecha, otro en el ventrículo derecho y otro cerca del ventrículo izquierdo.

El médico programa la frecuencia cardíaca mínima. Al caer la frecuencia cardíaca por debajo de la frecuencia establecida, el marcapaso genera (dispara) un impulso eléctrico. Este impulso pasa a través del cable hasta el músculo cardíaco, haciendo que se contraiga, creando un latido cardíaco.

¿Cuándo se necesita una marcapaso?

Los marcapasos generalmente se usan para tratar lo siguiente:

Bradiarritmias: son ritmos cardíacos lentos que surgen por una enfermedad en el sistema de conducción eléctrica del corazón (como el nodo sinusal, el nodo auriculoventricular o el haz de His).

Insuficiencia cardiaca: el dispositivo realiza un tratamiento de resincronización cardíaca o estimulación biventricular.

El tipo de marcapaso se decide en función  de la alteración cardíaca que tenga una persona.

La batería del marcapasos dura entre 5 y 15 años, dependiendo de cuánto uso le dé el corazón. Hay que hacer controles regulares de la batería para que pueda ser reemplazada si es necesario.

Viviendo con un marcapaso

La mayoría de las personas con marcapasos pueden hacer deporte, nadar, tener relaciones sexuales y realizar otras actividades físicas. Deben evitar los deportes de contacto como el fútbol.

Vivir con un marcapaso significa que, en ocasiones, hay que exponerse a dispositivos eléctricos con un fuerte campo magnético y que pueden interferir con el marcapaso. Por ejemplo los teléfonos móviles, hornos microondas y cables de alta tensión. Es bueno contactar al médico si hay algún problema.

También es importante tener un brazalete de identificación médica o una tarjeta guardada en la billetera o cartera para que la gente sepa que tiene un marcapaso.


Este consejo llega a usted gracias a HP Medical, mejorando tu calidad de vida