La Ciudad de México será la sede de la primera Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe, un encuentro que se llevará a cabo entre el 21 y el 28 de noviembre de 2021, informó este domingo la Iglesia católica.

«El reto fundamental de esta I Asamblea será mostrar la capacidad de la Iglesia para promover y formar discípulos y misioneros, que respondan a la vocación recibida y comuniquen por doquier, por desborde de gratitud y alegría, el don del encuentro con Jesucristo», informó el semanario eclesial Desde la Fe.

En un video de presentación, el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) informó que «una pequeña delegación se reunirá presencialmente» en la capital mexicana y que el evento contará con «muchas otras personas reunidas en sedes presenciales y virtuales a lo largo y ancho del continente».

El episcopado aseguró que «todos estamos invitados a participar» en el encuentro, tanto laicos como religiosos, sacerdotes, obispos y cardenales.

A través de un mensaje en video, el papa Francisco aseguró que esta primera asamblea latinoamericana no es una conferencia episcopal como las anteriores, sino «una reunión del pueblo de Dios», que incluye a laicos y religiosos.

«Que esta asamblea eclesial no sea una élite separada del santo pueblo fiel de Dios. No se olviden que todos somos partes del pueblo de Dios», reclamó Francisco, quien subrayó que «la Iglesia se da con todos, sin exclusión».

Esta primera Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe pretende dar continuidad al último gran encuentro latinoamericano, la V Conferencia General del Episcopado celebrada en 2007 en Aparecida (Brasil), que buscó una nueva evangelización al cumplirse los 500 años de la llegada del cristianismo al continente.

La asamblea eclesial, que buscará «profundizar en los nuevos desafíos que hoy se presentan», tendrá la mirada puesta en el año 2031, cuando se cumplirán los 500 años de la aparición de la Virgen de Guadalupe, patrona de América Latina.

Con 84,2 millones de fieles, México es el segundo país con más católicos en el mundo, solo superado por Brasil.