En un acto realizado en la cárcel de Palmasola en Santa Cruz, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, firmó un convenio interinstitucional entre su cartera de Estado y la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), para que esta entidad estatal dote madera incautada a los Centros Penitenciarios del país, y así los reos tengan un oficio de carpintería como actividad de reinserción social.

“Esta madera es un insumo, una herramienta para comenzar la reinserción, aprendiendo un nuevo oficio en las cárceles y después en la vida libre ocupar las fuentes laborales”, manifestó Del Castillo durante el acto y entrega del primer lote de la materia prima.

A su turno, el Comandante General de la Policía Boliviana, Cnl. Jhonny Aguilera, aseguró que la búsqueda final de la institución del orden, con todos los privados de libertad, es que ellos estén capacitados para vivir en libertad una vez cumplida su condena, por lo que este convenio fortalecerá esta misión.

“Con esta labor van a poder subsistir en la vida externa, porque es importante la rehabilitación y dotar de un material que permita generar un nuevo conocimiento y la posibilidad de encontrar un modo de subsistencia en el mundo externo”, dijo.

El ministro de Gobierno mencionó que trabaja arduamente para respetar los Derechos Humanos de todas las personas en el país, y por ello, la Ley de Amnistía e Indulto, beneficiará a más de 1.300 personas privadas de libertad en Santa Cruz. Además, el trabajo de contingencia que se realizó para evitar contagios de coronavirus en los Centros Penitenciarios, permitió el descenso de contagios, pues, a la fecha, se tienen solo dos personas contagiadas con Covid-19 dentro de las cárceles del país.

El convenio interinstitucional, es otra de las medidas para brindar una mejor calidad de vida a los reos, pues ellos aprenderán un nuevo oficio, tallando y fabricando muebles, y teniendo una retribución económica por su trabajo.

Fuente: