El Ministerio de Trabajo emitió un comunicado sobre el cumplimiento de ocho protocolos de bioseguridad que deben ser cumplidos en la construcción, industria de alimentos, restaurantes, cafés y empresas de reparto; sector industrial manufacturero; bancos y cooperativas de ahorro; instituciones y entidades públicas; mineros y trabajadoras asalariadas del hogar.

Estos protocolos buscan garantizar la “bioseguridad de cumplimiento obligatorio, destinados a contener y prevenir el contagio del COVID-19 en las fuentes labores”, indica el comunicado emitido este fin de semana.

Estas medidas contenidas en la Resolución Ministerial 001/21 del 15 de enero de 2021 y cuyo cumplimiento será revisado por inspectores laborales, son las siguientes:

En el rubro de la construcción, las empresas constructoras deberán garantizar la protección de todo el personal. Se intentará minimizar al máximo las aglomeraciones. El ingreso a la obra así como a las distintas oficinas deberá contemplar pediluvios y termómetros digitales.

“Se deberá disponer de una zona dotada de agua y jabón para el lavado de manos. Asimismo, se dispondrá de contenedores de desechos en determinadas zonas de la obra. Se deberá organizar el acceso escalonado de trabajadores a la obra y la labor deberá ser continuada para reducir el tiempo de exposición del personal en la obra de construcción”, explicó la ministra de Trabajo, Verónica Navia, el 17 de enero de 2021, indica un reporte de prensa institucional.

En la industria de alimentos y bebidas, restaurantes, cafés y empresas de reparto o entrega, se definirán los espacios de despacho, cocina, almacenes y otros, cumpliendo con la distancia social de al menos 1,5 metros entre el personal; en caso de proveedores y clientes, se debe mantener una distancia de dos metros.

“Se deberá establecer zonas de acceso al repartidor o clientes. Los puestos de atención al cliente contarán con barreras físicas o mamparas. La empresa deberá implementar protocolos de limpieza y desinfección de todas las áreas”, explicó la autoridad.

Recomendó desinfectar los ambientes de alto tránsito y utilizar recipientes color rojo para los desechos; no brindar atención a clientes que estén sin barbijo y optar por el pago virtual, de ser en efectivo, realizar la desinfección mutua entre cliente y vendedor.

En el sector industrial manufacturero “se deberá verificar diariamente, al ingreso, el uso correcto del barbijo, la desinfección de manos y de pies, se medirá la temperatura de cada trabajadora y trabajador”, explicó Navia.

Evitar, en lo posible, el uso de las mismas máquinas y herramientas por distintos operarios, caso contrario desinfectarlos previo cambio de operadores.

Recomendó el uso de ropa de trabajo dentro de las empresas y fábricas. Evitar que las y los trabajadores compartan las máscaras de protección facial, lentes de protección, máscaras de soldar, caso contrario desinfectarlos antes de reutilizarlos.

En los bancos y cooperativas de ahorro y crédito, la desinfección de las instalaciones de estos sectores deberá ser mínimo dos veces al día y los trabajadores deben lavarse las manos con agua y jabón y desinfectarse con alcohol al 70% luego de usar transporte público, recibir monedas o billetes, intercambiar documentos, utilizar teléfonos comunes, teclados, impresoras u otros equipos.Se debe evitar circular entre un área de trabajo a otra. Se debe utilizar prendas de manga larga y pantalones largos. La entidad dotará diariamente a sus trabajadores el equipo mínimo de bioseguridad.

“Las entidades financieras y los efectivos del orden coordinarán el control de las filas de espera de atención al cliente. Los cajeros automáticos deben ser desinfectados regularmente. Deberán ser señalizados con marcación de distancia mínima los sillones de espera”, acotó entonces la autoridad laboral.

En las instituciones y entidades públicas se deberán realizar dos desinfecciones como mínimo al día: al inicio y final de la jornada laboral. Al ingreso se controlará la temperatura de las y los funcionarios.

A los servidores públicos del sector administrativo, a los de control y monitoreo se les dotará barbijos descartables. El personal operativo recibirá barbijos descartables, guantes y gafas protectoras o máscaras faciales.

“Si las o los servidos públicos presentan síntomas de fiebre, tos o dificultad al respirar, se debe evitar asistir a su fuente laboral e informar al inmediato superior. Si la temperatura corporal es de 38° o más, deberá ser conducido a un ambiente exclusivo destinado para el aislamiento provisional”, remarcó la Ministra.

En el sector minero. Para el sector de trabajadores mineros se recomienda reforzar las prácticas de higiene y gestionar la compra de insumos y equipos de bioseguridad. Identificar puestos de trabajo, actividades, ambientes y sectores con mayor riesgo de contagio.

“Es necesaria la dotación de barbijos, guantes, protector facial, ropa de bioseguridad. Identificar a las y los trabajadores que se encuentran en grupos de riesgo, de ser posible implementar para ellos el teletrabajo”, afirmó.

La limpieza de baños, vehículos de transporte, comedores, dormitorios, oficinas y otros espacios laborales es obligatoria. Las y los trabajadores deben pasar por un proceso de desinfección después de usar transporte público, intercambiar documentos u otros objetos.

Sobre las trabajadoras y los trabajadores del hogar, se recuerda que deben utilizar uniforme limpio, tener un par de zapatos exclusivo para desarrollar las actividades laborales y otro para salidas. Tener el cabello recogido y los hombres evitar la barba.

Al llegar al lugar de trabajo deben desinfectarse los zapatos, ropa y objetos de uso personal, cambiarse el vestuario externo por el uniforme y realizar higiene de manos. Solicitar que se le tome la temperatura, en caso que sea igual o mayor a 38°C debe retornar a su hogar, permanecerá aislada y recibir la atención correspondiente.