Los ministerios de Salud y Educación informaron hoy, de forma conjunta, que no están dadas las condiciones para reiniciar las clases escolares presenciales por el alto riesgo de contagios COVID-19 que hay en el país.

“Según proyecciones elaboradas recientemente en base a metodología científica, se estima que el pico más alto de la pandemia se presentará entre la última semana de agosto y la primera semana de septiembre, lo que pone en alto riesgo la posibilidad de que los estudiantes retornen a sus labores escolares presenciales”, señala un comunicado biministerial.

Las unidades educativas públicas y privadas del país, entre otras, se mantienen sin un fecha para el reinicio de actividades que fueron suspendidas desde finales de marzo de este año, cuando el Gobierno declaró una cuarentena nacional.

De acuerdo con las autoridades sanitarias y de educación, “el retorno a clases en la modalidad semipresencial o presencial implicaría un aumento al doble o triple de infectados y podría provocar el colapso de los sistemas sanitarios a nivel nacional”.

Bolivia acumuló en casi cuatro meses, desde el brote del coronavirus, más de 35.000 contagios y 1.271 fallecidos por esa enfermedad, según datos del Ministerio de Salud.

“Se realizará una evaluación del desarrollo de la enfermedad cada mes, a partir de julio de la presente gestión, acompañada de la preparación de rigurosos protocolos de bioseguridad a ser implementados en el ámbito de la educación en todos sus niveles”, anunciaron las autoridades en el comunicado oficial.

Fuente: ABI