El ministro de Salud, Marcelo Navajas, afirmó hoy que la posible flexibilización de la cuarentena nacional por la pandemia de coronavirus no es una decisión al azar y ratificó que para el Gobierno primero está la vida de los bolivianos.

«Estamos analizando cuáles van a ser las medidas de flexibilización que se van a tomar, esto no es una decisión que se toma al azar, esto está en base a las opiniones de todo el equipo de expertos, de epidemiólogos que nos van a decir qué vamos a hacer», dijo.

El Gobierno declaró el pasado 22 de marzo la cuarentena total, prohibición de viajes, el aislamiento domiciliario y el distanciamiento social, entre otras restricciones, para evitar la propagación del COVID-19.

La cuarentena total está vigente hasta el 30 de abril y establece la prohibición de viajes, el aislamiento domiciliario y el distanciamiento social, entre otras restricciones para evitar la propagación del COVID-19.

Para la posible flexibilización de esas restricciones, el Ministro de Salud explicó que las autoridades analizan la situación epidemiológica de cada departamento de forma independiente.

«Desde ya hay medidas de la cuarentena que no se pueden flexibilizar, como ser el distanciamiento social, el lavado de manos, el uso de guantes y el uso de barbijos», adelantó.

A la fecha Bolivia superó los 860 casos confirmados de COVID-19 desde el brote de la enfermedad y registra 46 fallecidos.

«Sin cuarentena este número estaría triplicado», apuntó Navajas. «Estas medidas muy duras han permitido darnos el espacio de implementar nuestro sistema de salud, a aplazar la llegada de los picos mayores».

Fuente: Ministerio de Salud