El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Edgar Montaño, pidió este lunes a los alcaldes y los gobernadores sumarse a un trabajo coordinado en las tareas de acción contra el COVID-19, sobre todo en espacios como los aeropuertos, para reforzar controles.

«Quiero pedir a los alcaldes y a los gobernadores que pongan su granito de arena. Evidentemente, en los centros y aeropuertos tenemos un médico; pero, no da a abasto porque al final un vuelo internacional puede ser de 222 pasajeros o de 500, dependiendo la capacidad», indicó en entrevista con la Red Uno.

La autoridad hizo mención al Artículo 299 de la Constitución Política del Estado que establece las competencias de forma compartida entre el nivel central del Estado y las entidades territoriales autónomas en la gestión del sistema de salud.

Bolivia suspendió desde el viernes el ingreso de los vuelos procedentes de Europa hasta el viernes 8 de enero de 2021, en aplicación del plan de emergencia contra el COVID-19, según lo establecido mediante Decreto Supremo N° 4430.

El 23 de diciembre, el Gobierno determinó, con carácter excepcional, la aplicación de normas y medidas de bioseguridad para evitar el ingreso de la nueva cepa del COVID-19 al territorio nacional, a fin de preservar la vida, la salud y la integridad de todos los estantes y habitantes.