El nuevo ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Edgar Montaño, recibió este lunes su despacho y la documentación correspondiente, en el marco de un cordial encuentro, con su antecesor, Iván Arias.

«El pueblo quiere respirar tranquilidad. Mi hermano Iván Arias espero que aporte en la conciliación entre los bolivianos. Tendremos pensamientos e ideologías distintas, pero la patria es de todos los bolivianos y la vamos a reconstruir», puntualizó la nueva autoridad de Estado.

La tarde de este lunes, Edgar Montaño, junto a otros15 ministros de Estado, fue posesionado por el presidente Luis Arce como titular de la cartera de Obras Públicas, Servicios y Vivienda.

La nueva autoridad de Estado precisó que la reconstrucción de la economía constituye el mayor desafío que se ha impuesto el gobierno de Arce.

Montaño anunció un intenso trabajo de reactivación de las empresas estratégicas estatales para sustentar el pago de los bonos de ayuda social.

«El pueblo tiene ahora la responsabilidad de seguir adelante en la economía y que los bonos salgan desde nuestras principales empresas como son BoA, Entel y otras», señaló.

Arias, tras entregar las llaves del despacho ministerial, precisó que toda la información que le fue entregada está debidamente respaldada en al menos 101 cajas de documentos.

«Aquí se señalan las cosas buenas, las cosas malas y los desafíos, no todo fue malo ni todo bueno. Me voy por la puerta ancha como entré», apuntó.

En criterio del exministro Arias, una de las arduas tareas pendientes tiene que ver con la administración de las empresas descentralizadas, cuya excesiva autonomía amerita ser revisada.