Mujeres del emprendimiento social SUTISANA, que superaron la violencia de género, bordaron 300 trajes de bioseguridad para la Defensoría Municipal de La Paz, informó la secretaria municipal de Desarrollo Social, Rosmery Acarapi. El aporte fue gestionado por la Embajada de Canadá en Bolivia y la Organización No Gubernamental Samaritan’s Purse.

Los funcionarios ediles también recibieron 150 protectores faciales y 300 mascarillas reutilizables. La servidora pública agradeció a ambas organizaciones internacionales por la compra de los implementos que evitará posibles contagios en el personal municipal que atiende de manera directa hechos de violencia y activa los mecanismos de protección para las mujeres, adolescentes y niños.

Las mujeres emprendedoras trabajaron en un taller de El Alto donde bordaron la imagen gráfica institucional de la Defensoría Municipal en trajes de color lila; además de la línea ‘156’ en los barbijos. Cada artesana tiene una historia vinculada a superar la violencia de género y resiliencia.

“Imposible poder haber hecho frente en la cuarentena rígida, dinámica y ahora en el posconfinamiento, la atención a las víctimas de violencia sin material de bioseguridad. Estas herramientas serán útiles”, destacó Acarapi. Relató que algunas veces, las mujeres o menores víctimas de violencia acudían a las oficinas de la Defensoría Municipal de La Paz sin barbijos y los funcionarios les regalaban.

La gerente del emprendimiento social SUTISANA, Cara Strauss, agradeció a la Embajada de Canadá en Bolivia y Samaritan’s Purse por adquirir sus productos. Además, dijo sentirse feliz porque coadyuvan de alguna forma para que los funcionarios sigan brindando sus servicios. También entregaron similar cantidad de equipos de protección personal a la Defensoría Municipal de El Alto y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV).

“Somos una empresa social que apoya mujeres de El Alto víctimas de violencia de género psicológica, económica, física y social. Tratamos de apoyarlas para que luchen junto a sus familias y que se revaloricen”, contó la responsable de ventas de la iniciativa, Jeanette Rojas Herrera. Instó a la ciudadanía y otras instituciones públicas a ser agentes de cambio en busca de un país en el que no haya más violencia.

Fuente: Agencia Municipal de Noticias