El reemplazo del ahora exministro de Desarrollo Rural y Tierras, Wilson Cáceres, por Edwin Ronald Characayo, fue calificado por políticos de oposición como una «buena señal» del presidente Luis Arce, quien decidió el cambio tras una serie de críticas en contra de la autoridad saliente.

Tras nombrar al nuevo Ministro de Desarrollo Rural, el jefe de Estado pidió a las autoridades gubernamentales mantener los principios, valores y la ética que exige el pueblo boliviano, y que se aprenden, no solo a lo largo de la vida, sino escuchando a las organizaciones sociales.

«Nuestros valores y principios que aprendemos en nuestras organizaciones, nuestra formación política, es para servir al pueblo. No podemos en ningún momento desprendernos de la ética, ni de los valores y principios del Proceso Cambio», remarcó Arce.

«Buena señal del Presidente», sostuvo el empresario y político opositor, Samuel Doria Medina.

Wilson Cáceres fue criticado desde la anterior semana tras nombrar a Fabiola Gutiérrez, de quien en agosto dijo que era su «esposa», como jefa de gabinete. Luego decidió destituirla ante la ola de cuestionamientos en contra de esa decisión.

Tras el cambio del Ministro de Desarrollo Rural, el exdiputado opositor, Amilcar Barral, también elogió esa decisión y sostuvo, en su cuenta de Twitter, que «el presidente Luis Arce destituye Ministro de Desarrollo Rural y Tierras Wilson Cáceres, lo remplaza con Edwin Ronald Characayo Villegas. Buena muestra del Presidente».

Entretanto, para el diputado por Comunidad Ciudadana, Alejandro Reyes, la destitución del exministro Cáceres es una señal para evitar la vuelta de «viejas prácticas».