El candidato a alcalde por la ciudad de El Alto, Fermín Tarquino, un reconocido comunicador de la segunda ciudad más poblada de Bolivia, falleció este martes tras batallar contra la covid-19 y ya suman cinco decesos de postulantes a las elecciones subnacionales del próximo 7 de marzo.

Tarquino, candidato a la alcaldía de El Alto por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), falleció este martes en un hospital de la ciudad de La Paz, confirmó el candidato a concejal por ese partido, Primo Ríos.

El postulante era reconocido y muy querido en la ciudad alteña por un programa de televisión llamado «La hora del vecino», donde Tarquino se dedicaba a ayudar a las personas y a hacer labor social.

Ríos indicó que el candidato estaba internado en un hospital en La Paz, ciudad contigua a El Alto, desde el pasado 9 de enero por complicaciones a causa de la covid-19.

Con este deceso ya son cinco los postulantes a las subnacionales que fallecieron en este mes, la mayoría afectados por la covid-19.

Es el caso del candidato por Unidad Nacional a la Alcaldía del municipio de Viacha en el departamento de La Paz, Walter Yanarico, quien falleció el pasado 9 de enero afectado por la pandemia, al igual que el postulante a la gobernación de La Paz por Comunidad Ciudadana, Samuel Sea.

La pasada semana falleció el líder indígena Felipe Quispe, más conocido como «El Mallku», de quien inicialmente se informó que fue por coronavirus pero su familia sostiene que fue por un paro cardíaco y el fin de semana murió el aspirante a la Alcaldía del municipio paceño de Coro Coro, Ubaldo Apaza.

A pesar de estos decesos y el pedido del Colegio Médico de La Paz de posponer las elecciones por la cantidad de contagios en el país, el órgano electoral mantiene la fecha de las subnacionales para el próximo 7 de marzo.

El Tribunal Supremo Electoral invitó a todos los partidos y candidatos a sumarse voluntariamente a un acuerdo para realizar «campañas seguras» cumpliendo con las normas de bioseguridad y evitar la aglomeración de personas.

RESTRICCIONES ANTE CONTAGIOS

Ante el ascenso de contagios en el país en esta segunda ola y la negativa del Gobierno boliviano de volver a una cuarentena rígida, las Alcaldías de ciudades como la oriental Santa Cruz, la central Cochabamba y La Paz, sede de Gobierno y del Parlamento, definieron medidas restrictivas para evitar más infectados.

En Cochabamba decidieron mantener una cuarentena rígida los domingos, en Santa Cruz se optó por una «cuarentena dinámica» con restricciones de horarios y circulación de personas, pero mantienen el pedido de una cuarentena.

En tanto, en La Paz se controlará desde el 28 de enero el ingreso a mercados y bancos de acuerdo a la terminación de la cédula de identidad, se hará un control riguroso del uso de medidas de bioseguridad como la mascarilla.

Además se suspenden las actividades en campos deportivos de administración municipal, al igual que el funcionamiento de salones de eventos y se controlará que el transporte público funcione dependiendo de la terminación de la placa.

Bolivia contabiliza 10.051 decesos y 202.818 casos confirmados de covid-19, desde que se detectó el primer caso en marzo del año pasado y se repiten situaciones de la primera ola como hospitales saturados, personas buscando medicamentos o pidiendo referencias de una Unidad de Terapia Intensiva libre.