Dos periodistas fallecieron en Bolivia por complicaciones por la covid-19 en Cochabamba, una de las regiones del país más golpeadas por la tercera ola de contagios de la pandemia, que comenzó hace un mes.

«Pedimos al Creador la reciba a su lado y otorgue fortaleza a toda la familia», señala cada uno de los comunicados que emitió este jueves la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (FSTPB) en memoria de Jhoana Tapia Orozco y Betty Condori Rojas.

Tapia, de menos de 30 años, era periodista de la red de televisión ATB y trabajó en varios medios locales como las cadenas televisivas PAT y UNO.

Mientras que Condori tuvo labores en medios locales de Quillacollo, ciudad vecina a Cochabamba, además del diario cochabambino Opinión y también fue dirigente del Sindicato de la Prensa.

«Me duele la partida de dos grandes compañeras, colegas. Compartimos muchas anécdotas en el trabajo, conversamos en ocasiones en los turnos de prensa que coincidimos, fui testigo de su dedicación y pasión por el trabajo», escribió en Facebook la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón.

«Lamento mucho esta noticia», «amiga, ahora estás en el regazo de Dios», «te fuiste para alegrar el cielo», fueron algunos de los mensajes de amigos y colegas que escribieron en redes sociales para ambas comunicadoras.

Hace algunos días, los familiares de Tapia pidieron oraciones y la ayuda para conseguir medicamentos de difícil acceso ante el evidente deterioro de la salud de la periodista.

Una de las últimas publicaciones de la periodista en sus redes sociales fue hace menos de un mes, el pasado 10 de mayo Día del Periodista en Bolivia, para compartir un video que recordaba su trayectoria y con un texto que definía al periodismo como «la noble labor que Dios».

Este año cuatro trabajadores de la prensa perdieron la vida en Cochabamba mientras que 172 dieron positivo al virus en las tres olas de contagio de acuerdo con los datos de la entidad sindical.

El deceso de trabajadores de los medios también se ha producido en otras regiones del país con los decesos sentidos de Marcos Montero, el «periodista del pueblo» Pablo Calucho, Juan Ramón Flores, Jesús Rodríguez, Iván Miranda, Oscar Pérez, Lucio Peralta, Boris Cartagena y Pedro Yucra, entre algunos.

El Gobierno boliviano ha establecido el trabajo de periodistas y comunicadores como una labor de riesgo, por lo que ha dispuesto que la vacunación masiva llegue a ese sector hace algunas semanas.

La tercera ola de contagios por la covid- 19, que comenzó a principios de mayo, ha reportado jornadas con más de 3.000 casos y más de un centenar de decesos.

El último reporte del Ministerio de Salud del país ha cuantificado 14.732 decesos y 378.028 contagios confirmados desde el inicio de la pandemia en marzo del año pasado.