Con el eslogan “Enfócate en lo que realmente importa” y con el objetivo de crear conciencia ambiental en la población, la Fundación Viva junto a Conservación Internacional Bolivia y Samsung premiaron a los cuatro ganadores de la novena versión del Concurso Nacional de Fotografía que este año contó con cuatro categorías.

Los  ganadores fueron seleccionados de entre 768 imágenes que se enviaron al concurso.

Los galardonados son el austriaco Jean-Philippe Miller en la categoría especies bolivianas en peligro de extinción con una fotografía del jaguar (Panthera onca).

En la categoría áreas protegidas, Gabriela Villanueva Arano (La Paz) se destacó con una foto tomada en el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Cotapata.

Evelio Ayaviri Arcos, de Santa Cruz, fue el ganador en la categoría naturaleza y ciudades con la foto de un oso peresozo.

La cochabambina María de los Ángeles Alanes Molina fue la ganadora en la categoría compromiso con la naturaleza. Logró captar el momento en que Ernesto Nina,  bombero voluntario del Grupo Especial de Operaciones de Salvamento, rescata a una sucha que tenía parte de sus alas quemadas en los incendios de la Chiquitanía, en San Ignacio de Velasco (Santa Cruz).

Alanes comenta que Nina perdió la vida sofocando el fuego en el Parque Tunari, el pasado 30 de septiembre.

Eduardo Forno de Conservación Internacional indicó que el objetivo de esta última categoría fue el de documentar a personas realizando acciones para conservarla. Por ejemplo, guardaparques, activistas medioambientales y otras acciones en las áreas protegidas o personas que a través del arte realizan actividades para crear conciencia sobre la importancia de la naturaleza.

Cada uno de los ganadores recibió 6.960 bolivianos y un celular Samsung Galaxy S10 Plus en la premiación que se realizó en el hotel Radisson, en Santa Cruz.

“No se puede amar lo que no se conoce”, señaló Elizabeth Salguero, directora ejecutiva de la Fundación Viva. Por ello,  “el objetivo del concurso es crear conciencia sobre la importancia del cuidado y preservación de las especies en peligro de extinción, los bosques y las áreas protegidas, así como acercar a la sociedad boliviana a su entorno natural”.

Por su parte, Jackeline Ascarrunz, representante de Samsung Bolivia, recalcó la importancia de unirse a este proyecto, “como Samsung quisimos que todos asumamos la responsabilidad de cuidar nuestros recursos y que seamos participes de la gran iniciativa que realiza la Fundación Viva, porque cualquier recurso destinado a proteger el medio ambiente no es un gasto opcional”.

DATOS

Tarjetas y materiales. Las fotografías ganadoras serán plasmadas en las tarjetas prepago Viva de distribución nacional y otros materiales de difusión masiva.

Cuatro categorías. Especies bolivianas en peligro de extinción; áreas protegidas; naturaleza y ciudades; y compromiso con la naturaleza. Las dos últimas se añadieron este año.

Extraída de Los Tiempos