Promulgan la Ley de Regimen Excepcional y Transitorio (Electoral), que anula el proceso del 20 de octubre y viabiliza nuevas elecciones. Evo Morales y García Linera quedan fuera del proceso, que estará abierto a todas las agrupaciones. Previamente se hará la depuración del padrón
Al promulgar la nueva ley, la presidenta Jeannine Añez indicó que “es la ley que los bolivianos queremos y por ella, la población salió a las calles para rechazar el fraude escandalosa que se montó en el anterior gobierno” y agregó que “llega el tiempo de la reconciliación, de sanar heridas, y lo haremos con alegría y valentía”.
Reiteró que “éste es el principal objetivo de gobierno, nuevas elecciones en el menor tiempo posible”. Dijo que no fue fácil alcanzar el acuerdo, por lo cual agradeció a los representantes de los diferentes partidos políticos y llamó a construir una institucionalidad fuerte para garantizar la democracia en el país.
Expresó que esta ley es el resultado de la valiente decisión de los bolivianos que salieron a las plazas y rotondas con pititas y coraje. Manifestó que su gobierno continuará trabajando para realizar unas elecciones limpias y transparentes, para lo cual, pidió el acompañamiento de todos los bolivianos y los diferentes organismos internacionales.
También agregó que el nuevo tribunal electoral no será producto de maquinaciones oscuras, sino que será integrada por las mejores personas que estén dispuestas a participar en este proceso de recuperación de la democracia.
“Estoy muy orgullosa de esta ley, de todos ustedes, que no han dudado en salir pacíficamente a las calles, estoy orgullosa de ustedes jóvenes”, indicó al recordar la forma en la cual se realizó la movilización en demanda de nuevas elecciones.