Bueno entonces ¿Les gustan mis catarreadas o no tanto? Porque tengo bastante para dar aun

Hoy seré breve. Solo quiero recordarte a ti mamá, a ti papá, que estas bajoneado, que sientes que quieres salir huyendo de tu casa, que tienes la paciencia en niveles bajo cero, que realmente te sientes culpable porque quieres un ratito para ti… QUE ES NORMAL. Es totalmente normal y aceptable lo que estás pasando y así como tu… Todos (o muchos) estamos así. Esta vida no es fácil, el colegio online no es fácil, el encierro es complicado, el stress, el miedo, los nervios, las ganas de protegerlos, la incertidumbre, las preocupaciones económicas, todo, todo eso que sientes… Lo sentimos todos. Así que no te castigues. Tente paciencia. Date un tiempito para ti, aunque sea encerrarte en un cuarto, hace yoga, escucha tus canciones, habla con ese amigo o amiga, reite con tu serie preferida o grita contra la almohada por media hora, pero date un respiro sin culpa de lo que estás sintiendo. ¡Vamos a salir adelante!

Y cuando hayas terminado de gritarle a la almohada puedes hacer estos choco pancakes!

Ingredientes

1 taza de avena quinua

1 cuchara de cocoa sin azúcar

2 cucharas de eritritol o 1 cuchara de azúcar de coco/chancaca

1 cucharilla de aceite de coco derretido

2 huevos + 1 clara

1/4 Taza de leche descremada

1/2 cucharilla de polvo de hornear

Preparación

Mezcla todo muy bien en un bowl y pasa a una sartén, dora de ambos lados y listo! Decore con dulce de leche, platano y pipocas de quinua.