Bueno los gringos son unos genios para algunas cosas. Si bien mi niñez no tuvo mantequilla de maní y mermelada, la probé hace varios años y la combinación es impresionante. Pocas parejas hay en este mundo tan increíbles.

Otras parejas increíbles: champagne y jugo de naranja, pizza con piña (vengan de a uno y mis ancestros italianos deben estar revolcándose en sus tumbas por cierto) roquefort e higos, jamón crudo con melón, Hall y Oates, Ross y Rachel, faldas tubo con stilettos, entre otros.

Ingredientes

1/2 taza de harina de amaranto

1 taza de frutilla picada menudita

2 cucharillas de mantequilla de mani

1 cucharilla de extracto de vainilla

1/2 cucharilla de canela

1 pizca de sal

1 cucharilla de polvo de hornear

2 huevos

1/2 Taza de leche

1/4 Taza de pipocas de quinua

Stevia a gusto

Preparación

Mezclar todo menos la frutilla y la quinua pop que va al final. Una vez tengas todo integrado agregas estos dos ingredientes. Pasas a la sartén y doras de ambos lados. Listo! Decore con yogurt griego y mermelada sin azúcar.