Victoria ‘Vicky’ Ossio es cofundadora de La Senda Verde, un refugio de animales de vida silvestre, más reconocido a nivel internacional que nacional.  Realiza un trabajo silencioso e invaluable por la biodiversidad boliviana desde uno de los lugares más lindos de Bolivia, Coroico en los Yungas paceños.

“Soy Virginia (Vicky)  Ossio. Ya son 19 años que vivo en Coroico junto con mi esposo Marcelo Levy, ambos lideramos la Senda Verde. Nací en Santa Cruz pero me mudé a La Paz. Me describo como una cuidadora de animales”.

¿Por qué haces lo que haces, cuál ha sido tu rol para darle vida al mejor refugio de animales de vida silvestre de Bolivia, la Senda Verde?

Estoy comprometida con el medioambiente. Siempre visitaba los Yungas, así que quise hacer algo que una estas dos partes. El plan inicial fue incentivar el turismo a través de campamentos escolares y de familia para que los chicos aprendan a valorar, respetar, amar y cuidar la naturaleza.  No puedes pedir a alguien que cuide algo que no conoce y que no ama.

Llevamos más de 17 años en el rescate de animales. Nuestra misión es albergar a animales silvestres víctimas de la crueldad y el sufrimiento, e inspirar a la gente a apreciar y proteger la naturaleza.

 ¿Qué te motivó a iniciar el rescate de animales silvestres, cuándo empezó esta historia?

La zona en la que estamos es la puerta al Amazonas, por lo tanto una ruta para el tráfico de vida silvestre. Una vez pasó un camionero que vendía un mono, lo convencimos de que no lo venda y llamamos a un parque para que lo recojan, pero teníamos que esperar mucho para que eso suceda así que se quedó. Después rescatamos a una mona y así empezaron a llegar más personas con animales rescatados.

Pero no fue hasta que albergamos un oso andino, que decomisó Animales SOS y lo trajeron, que decidí reenfocar mi rubro y proyecto de vida.

Un oso ciego, una bebé jaguar rescatada, más de cien monos son parte de las historias de sobrevivencia de la fauna que habita en la Senda Verde.

¿Qué destacas como mayor logro en tu trabajo de la Senda Verde?

Hemos logrado sensibilizar en el tema y lograr un cambio de actitud en los niños de nuestra comunidad y de nuestro municipio.  Aún falta llegar a los corazones de muchos adultos, pero confiamos en que lo lograremos.

Como anécdota en octubre del 2019 se entró el río y nos dejó sin acceso al puente. Algo lindo que pasó fue que empezaron a llegar los niños con donaciones de alimentos de sus propias producciones. Estaban preocupados y preguntaban por los animales. Los profes me decían “acuérdese cómo era, han cambiado la onda y ahora están flechados por la solidaridad con los animales”.

¿Cómo es un día de trabajo para Vicky?

Me levanto temprano y duermo tarde. Hace un mes estaba cuidando a dos bebés monas araña y dormía con ellas. Mi día depende de los animales que llegan. Hay que ver los medicamentos que necesitan, darles lugar y comida. Hago 50 cosas diferentes, desde ver la parte administrativa, tener contacto con los animales, atender visitas y ver otros requerimientos.

¿Cuáles son los desafíos de este año en plena pandemia?

Actualmente albergamos a casi 900 animales de 68 diferentes especies nativas.  Es una pena que sigan llegando animales.

Un gran desafío en llegar a los corazones de nuestros gobernantes, para que paren la destrucción de nuestras áreas protegidas.

Queremos llegar a los corazones de la gente, con la esperanza que hubiéramos aprendido de esta pandemia, que no es nada mas que otro grito desesperado de la naturaleza para que paremos de crecer, para que aprendamos a vivir mejor con menos, para que dejemos que la naturaleza tome más espacio, en vez que los humanos (los animales más peligrosos del planeta), continuemos avasallando habitats que NO nos pertenecen.

Estamos iniciando la campaña de invierno.  El cambio climático está haciendo estragos y afecta negativamente a la salud de los animales.

Necesitamos alimentos ricos en proteína, maní, almendras, quinua, semillas de girasol, uvas pasas, entre otros.

También requerimos materiales como carpas solares (Agrofilm), frazadas y mantas polar, madera para construir casas, o casas de animales domésticos que no utilicen.

 ¿Cómo podemos colaborar con el refugio de animales?

Pueden donar alimentos, material de construcción o depositar a la cuenta BNB Caja  de ahorros en Bs  No. 150-1737557, a nombre de La Senda Verde, NIT 211112029 el monto que puedan y quieran dar.

También pueden ser voluntarios de la Senda Verde donde siempre hay mucho trabajo que hacer.

Contactos al 747-22 825 o en la web: www.sendaverde.org

Virginia Ossio junto con su esposo Marcelo Levy, directores de la Senda Verde. Foto: Senda Verde

Virginia Ossio junto con su esposo Marcelo Levy, directores de la Senda Verde. Foto: Senda Verde