“Panchito”, “Boni” y “Espejito” complementan el proceso de desinfección manual.

Estos robotos tienen la estratégica tarea de esterilizar un hospital para enfermos de la covid-19 en Quito.