Se estima que, en una primera etapa, estarán llegando a la región alrededor de 35,3 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca, aunque dependerá la fecha exacta pues aún está pendiente de autorización para su uso de emergencia por la agencia de la ONU para la Salud. La región de las Américas requerirá inmunizar a aproximadamente 500 millones de personas para controlar la pandemia.

La Organización Panamericana de la Salud informó este domingo que COVAX (coalición liderada por la Organización Mundial de la Salud y Gavi, la Alianza de Vacunas para asegurar el acceso equitativo a las vacunas contra la COVID-19) notificó a países de las Américas sobre la dotación estimada de dosis para la primera fase de entrega de vacunas contra la COVID-19, a través de una carta a sus autoridades de salud.

Recibieron dicha carta 36 países y territorios que participan en COVAX, con información sobre el número estimado de dosis de la vacuna de AstraZeneca que podrían recibir a partir de la segunda mitad de febrero y a lo largo del segundo trimestre de 2021.

La vacuna de AstraZeneca aún está bajo el análisis de la OMS para recibir la aprobación de uso de emergencia, lo cual se espera pueda ocurrir en los próximos días. El número de dosis y el calendario de entrega están aún sujetos a esa aprobación, la capacidad de manufacturar la producción, así como del establecimiento de acuerdos de suministro entre los productores, la Organización Panamericana de la Salud y UNICEF.

De acuerdo con el comunicado de COVAX, se estima que estarán llegando a las Américas alrededor de 35,3 millones de dosis en esta primera etapa.

“Con más de 45 millones de casos confirmados y más de un millón de muertes, los países y territorios a lo largo de las Américas, y particularmente los más pobres, están pasando por una crisis de salud, económica y social sin precedentes”, dijo la doctora Carissa F.  Etienne, directora de la OPS.

“El inicio de la entrega de vacunas a través del mecanismo COVAX es un paso esperanzador en el combate de este virus y es un orgullo para la Organización Panamericana de la Salud facilitar un esfuerzo que es urgente para nuestra región”, añadió.

Los países y territorios de las Américas que participan en el mecanismo COVAX y recibieron cartas son: Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bermuda, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador, Federación de San Cristóbal y Nieves, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Islas Vírgenes Británicas, Jamaica, México, Montserrat, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Surinam, Trinidad y Tabago, Uruguay y Venezuela.

En anticipación a la entrega de vacunas, los países de las Américas que participan en el mecanismo COVAX iniciaron el proceso de preparación para la recepción y el despliegue de vacunas. Con la comunicación de COVAX sobre el inicio de la entrega de las primeras dosis de vacunas, los países deben garantizar que están listos para utilizarlas. La OPS brindó asistencia técnica durante la fase de preparación.

Iniciativa “Primera Ola”

Los países participantes en el mecanismo COVAX también fueron invitados a presentar propuestas para la iniciativa “Primera Ola”, un programa piloto global para recibir anticipadamente una cantidad limitada de dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech dentro del total de su cuota asignada.

72 países de todo el mundo presentaron solicitudes para este programa que fueron evaluadas por un comité independiente con base en criterios de riesgos e impacto de la pandemia, las tasas de mortalidad de las últimas semanas, así como la cantidad de dosis disponibles y la factibilidad para su uso inmediato por parte de los países.

El comité seleccionó a 18 países a nivel global, de los cuales cuatro son de a la región de las Américas: Bolivia, Colombia, El Salvador y Perú.

La suma de dosis de vacuna Pfizer/BioNTech que recibirán estos cuatro países será de 377,910 y se espera que lleguen a partir de mediados de febrero, sujetas al establecimiento de los acuerdos de suministro UNICEF y la Organización Panamericana de la Salud con el productor, según comunicó COVAX.

“La Organización Panamericana de la Salud ha acompañado y brindado el apoyo técnico necesario a los Estados Miembros para respaldarlos en cada fase de su participación en el mecanismo COVAX, además de la preparación de los planes nacionales de vacunación para la COVID-19”, indicó el subdirector de la OPS, el doctor Jarbas Barbosa.

Se deben mantener y fortalecer las medidas de salud pública

“El uso de estas vacunas nos permitirá avanzar en la lucha contra esta pandemia, pero aun debemos mantener y fortalecer las medidas de salud pública — como el uso de mascarillas, evitar aglomeraciones, el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos — para evitar la transmisión, el incremento de casos y los decesos a consecuencia de la COVID-19,” añadió Barbosa.

El Fondo Rotatorio de la OPS, junto con la UNICEF, son los encargados de realizar las adquisiciones de todas las vacunas en representación del mecanismo COVAX.

La región de las Américas requerirá inmunizar a aproximadamente 500 millones de personas para controlar la pandemia.

Un mecanismo equitativo

El mecanismo COVAX es un esfuerzo global para acelerar el acceso equitativo a las vacunas contra la COVID-19 y asegurar que éstas lleguen a todos aquellos que necesiten recibirlas. Es la opción más efectiva para acceder a las vacunas equitativamente por parte de los países y las personas, especialmente las poblaciones más vulnerables.

La meta es suministrar vacunas para al menos el 20% de la población de cada país participante en el mecanismo COVAX para proteger a las personas en mayor riesgo de presentar formas graves de COVID-19. En América Latina y el Caribe, 37 países recibirán vacunas a través del mecanismo COVAX, de los cuales 27 lo harán con financiamiento propio y 10 lo harán sin costo debido a su condición económica o el tamaño de su población.

Fuente: Centro de Noticias de las Naciones Unidas