El viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, Jorge Silva, indicó que la venta de medicamentos, oxígeno y otros insumos de salud para enfermos con COVID-19 se realiza con normalidad, sin especulaciones y con límites públicos a los precios.

La autoridad, entrevistada este domingo en el canal televisivo Bolivia Tv, indicó que el trabajo conjunto entre el Servicio Departamental de Salud, la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed) y su Viceministerio, permitió mejorar el control en farmacias.

“A la fecha, está garantizado el acceso a los medicamentos, se pueden encontrar en cualquier farmacia los medicamentos que demanda la población que ha sido contagiada con el COVID. Lo propio ocurre con el oxígeno”, informó.

Silva añadió que “la población tiene que estar tranquila respecto a poder abastecerse de los medicamentos, en el marco de una lista de precios que ha definido la Agemed en función a una estructura de costos que permite al sector farmacéutico tener una utilidad entre el 20 y 25 por ciento”.

Respecto a las denuncias de cobros excesivos en clínicas privadas y retenciones ilegales en centros particulares de salud, tal como ocurrió recientemente con un ciudadano venezolano, el Viceministro lamentó los abusos, atropellos y maltratos.

Dijo que es ilegal retener a una persona como garantía de una deuda de salud.

Silva también cuestionó el maltrato frecuente a los asegurados en las Cajas de Salud, situación que se manifiesta en las largas filas para la atención, rechazo de pacientes y diferimiento de hasta tres meses para recibirlos.

Lamentó que varios galenos y centros sanitarios actúen con criterios mercantiles por encima de la salud y la vida, extremo que se manifiesta en el paro de algunos sectores de profesionales en salud.