El viceministro de Defensa al Consumidor, Jorge Silva, sugirió a las autoridades competentes de los tres niveles de Estado realizar intervenciones a las farmacias, ante denuncias de agio y especulación de fármacos.

La autoridad lamentó que «malos proveedores» se aprovechen de la situación que genera la pandemia del COVID-19 y más aún en esta nueva ola de contagios, lo que crea una «psicosis» en la población.

«Esto amerita una intervención de las autoridades, tanto nacionales, municipales y departamentales en defensa de los consumidores que al final somos todos», dijo en declaraciones difundidas por la radio Compañera.

Informó que en algunas farmacias están escaseando productos relacionados al COVID-19, los que se comercian mediante las redes sociales a precios no establecidos.

Asimismo, dijo que, tras una inspección a farmacias de la ciudad de La Paz, se constató que se incumple con la difusión de precios en productos y en algunos casos las mismas no cuentan con un profesional para la atención de los usuarios.

«Es preocupante esta situación en estos tiempos de pandemia y solicitamos a los proveedores de las farmacias que nos solidaricemos como bolivianos y no aportemos al caos», manifestó.

Por otra parte, Silva informó que también se descubrió un consultorio médico clandestino en la zona Max Paredes de esa urbe.

«Ese consultorio tenía una camilla, una mesa, bolsas de suero, sangre en el piso, medicamentos con muy mal manejo, esto ha provocado que intervenga el Ministerio Público», explicó.