El autor de la agresión era un hombre blanco de unos 30 años que fue abatido por la policía

Un nuevo tiroteo en Texas ha dejado en torno a una veintena de heridos y al menos cinco muertos en una zona entre las localidades texanas de Midland Odessa, ha informado la policía de la zona.

Entre las víctimas mortales se encuentra el presunto autor de los disparos, que ha sido abatido cerca de un cine en Odessa. Se trata de un hombre blanco de unos 30 años.

“No hay ningún tirador activo ahora. Todas las agencias están investigando informaciones de posibles sospechosos”, ha indicado la policía, que anteriormente había hablado de dos presuntos atacantes a bordo de otros dos vehículos. De momento, todo parece indicar que el sospechoso ha perpetrado los disparos desde una camioneta Toyota.

Las autoridades aún no han dado más detalles del presunto atacante, del que todavía desconocen los motivos que lo han llevado a disparar a la gente. Entre los heridos se encuentran tres agentes de la policía que participaron en el tiroteo en el que el agresor fue abatido. No se teme por la vida de ninguno de ellos.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha mostrado su preocupación en un tuit publicado cuando han llegado las primeras informaciones: “Recién informado por el fiscal general Barr sobre los tiroteos en Texas. El FBI y las fuerzas del orden están totalmente comprometidos”.

También ha hablado el candidato demócrata Beto O’Rourke, natural de la localidad texana de El Paso, que ha dicho que su corazón está “con toda la gente de Midland, Odessa, y el Oeste de Texas que ha sufrido esto de nuevo”. “Mientras conocemos más detalles lo que sí sabemos es esto: tenemos que terminar con esta epidemia”, ha añadido.

Publicado en La Vanguardia