El religioso fue el fundador de las aldeas de niños que llevan su nombre

Al promediar las 09:00 de hoy, en la Caja Petrolera de Salud, un paro cardiorrespiratorio, puso fin a la vida del Padre Alfredo, fundador de las Aldeas de Niños que llevan su nombre.

El religioso llegó a Santa Cruz en 1965, procedente de su Austria natal, para iniciar su labor evangelizadora en San José de Chiquitos y dos años después, al evidenciar las necesidades del lugar, inauguró su fundación.

En 1980 se abrió en Santa Cruz de la Sierra la primera aldea que hoy tiene 11 de casas de familia, además de una residencia para adolescentes, otra para señoritas y una para varones.

La obra del religioso también incluyó la creación, en 1997, del Centro de Madres Solteras «Madre María», además de un Centro de Capacitación en Clara Chuchío.

Extraída de El Deber