Medio centenar de países se comprometió este lunes a proteger al menos el 30 % de la superficie terrestre y marina para el año 2030, en el marco de una alianza internacional encabezada por Francia, Costa Rica y el Reino Unido.

La llamada Coalición de Alta Ambición para las Personas y la Naturaleza fue lanzada oficialmente durante la celebración en París y por videoconferencia de la cumbre One Planet Summit, que engloba los esfuerzos en favor de la protección de la biodiversidad.

Su objetivo es ambicioso: según indicó el presidente costarricense, Carlos Alvarado Quesada, actualmente solo está protegido el 15 % de toda la superficie terrestre y el 7 % de la marina.

«Hoy, en 2021, es el momento de actuar y de comprometernos para alcanzar estas metas de conservación», apuntó el mandatario latinoamericano, que recordó que los océanos y la tierra proveen servicios indispensables para la vida, como el agua potable o el aire puro.

La preservación de al menos ese 30 %, para la que no se precisaron los recursos financieros necesarios, requiere la movilización y colaboración de gobiernos, organizaciones y poblaciones indígenas.

España, Chile, Perú o Canadá son algunos de los países que se han sumado a ese esfuerzo conjunto.

«Hay que preservar la naturaleza, pero los esfuerzos de conservación ya no son suficientes. Necesitamos revertir la pérdida de la naturaleza y para ello debemos producir y consumir de una manera diferente», añadió la vicepresidenta cuarta del Gobierno español y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

La protección a la que se aspira podría implicar la creación de 650.000 puestos de trabajo, además de sostener cerca de 30 millones de empleos en ecoturismo y pesca sostenible, según un informe de la consultora McKinsey citado por la propia alianza.

Aunque el lanzamiento oficial de esta alianza tuvo lugar en esta cumbre parisina, Costa Rica y otro pequeño grupo de países impulsaron su creación en septiembre de 2019, en la Asamblea General de Naciones Unidas.

La alianza lograda considera que ese objetivo «30×30» contribuirá además a la prevención de pandemias, ya que, según sus datos, la rápida pérdida de áreas naturales presenta una amenaza para la salud y la seguridad de todas las especies.

«Sabemos de forma evidente que todas nuestras vulnerabilidades están vinculadas», apuntó el presidente francés, Emmanuel Macron, para quien la comunidad internacional debe actuar conjuntamente y con objetivos concretos y verificables.