El ministro de Salud, Jeyson Auza, informó este jueves que el lote de 20 mil dosis de la vacuna rusa Sputnik V llegó al país y fue almacenado con la temperatura de refrigeración adecuada por debajo de -40 grados centígrados, por lo que está garantizada la efectividad de las dosis para la prevención del COVID-19.

“Después de verificar la temperatura de las vacunas con un control externo y de haber aperturado inmediatamente, ya dentro del Plan Ampliado de Inmunización, las vacunas de su envase y además de corroborar su temperatura interna que está por los menos 40 grados, podemos garantizar la efectividad de esta vacuna”, explicó a los periodistas.

La línea aérea estatal Boliviana de Aviación transportó el lote desde Buenos Aires, Argentina, y el vuelo respectivo llegó cerca de las 17.18 al aeropuerto internacional de El Alto. Las dosis arribaron en cuatro contenedores especiales denominados termobox.

El titular en Salud manifestó que el Programa Ampliado de Inmunización cuenta con la infraestructura para garantizar la cadena de frío necesaria para la preservación de las vacunas.

“Estamos tomando las previsiones para cuando lleguen los lotes más grandes. Le queremos decir con total confianza al pueblo boliviano que estamos trabajando incansablemente para darle respuestas estructurales a las necesidades de salud”, añadió.

En ese sentido, Auza relievó que la llegada de la vacuna rusa al país hizo que dejarán “de ser una promesa y buenas intenciones”.

“Hoy, la vacuna contra el COVID-19 es una realidad. La respuesta estructural al COVID-19 en Bolivia es una realidad (…) Estamos marcando el hito que diferencia de las soluciones que solamente eran paliativas de las soluciones que ahora son estructurales.”, aseveró.

La autoridad estatal destacó que las 20 mil dosis que arribaron al territorio nacional harán posible inmunizar a 10.000 bolivianos por medio un criterio de priorización predefinido.