La cadena FamilyMart ha cerrado una de sus tiendas por las grabaciones que se han convertido en virales y en las que se ven varias criaturas campando a sus anchas por el local

Publicada en La Vanguardia

Una importante cadena de supermercados en Japón ha cerrado una de sus tiendas después de que circularan varios videos por las redes en los que se veía cómo media docena de ratas corrían por sus estantes y por el suelo del local.

FamilyMart, que tiene 14.000 tiendas en todo el país, explicó que había cerrado la tienda en el concurrido distrito de Shibuya, en Tokio, después de que varios usuarios publicaron grabaciones de al menos media docena de ratas dentro de la tienda, según cuenta The Guardian.

Un video muestra cómo una de las criaturas cae de la parte superior de un refrigerador de bebidas, mientras otras descienden por el mismo artilugio. En otro grabación, que parece ser de la misma tienda, se pueden ver dos ratas desplazándose por los estantes repletos de artículos de productos horneados.

La emisora ​​pública NHK dijo que uno de los videos había sido visto más de 5 millones de veces desde que se publicó en Twitter y YouTube el martes.

Disculpas

”Nos disculpamos profundamente por hacer que (los clientes) se sientan incómodos”, arguyó FamilyMart en un comunicado publicado en su sitio web.

La firma dijo que se tomó en serio el incidente y agregó que la tienda permanecería cerrada mientras trabajaba con las autoridades sanitarias locales para investigar la causa de la aparente plaga.

Situaciones desagradables

A pesar de su reputación de limpieza, los proveedores de alimentos de Japón se han sentido avergonzados por varias revelaciones sobre la falta de higiene este año en algunos locales.

En febrero, FamilyMart despidió a un empleado después de que apareciera un video donde se le veía lamiendo alimentos. El mismo mes, Seven Eleven Japan despidió a dos empleados después de que uno de ellos escupiera sobre un trozo de comida.

El mismo mes, un chef de la cadena de sushi Kura Sushi fue filmado arrojando una porción de pescado en un contenedor, antes de recuperarlo y colocarlo nuevamente sobre una encimera.

Publicada en La Vanguardia